Cisma gay alemán: el balón está en manos del Papa

ACN
ACN

* En medio de aplausos y banderas del arcoíris, solo 9 obispos (de 38) votaron en contra. 

* Ahora le toca al Papa detener una rebelión abierta que toca la esencia misma del magisterio.

Quieren abrirse a la bendición de las uniones del mismo sexo, la cancelación del celibato sacerdotal, la integración de registros bautismales con identidades de género y el diaconado sacramental para las mujeres.

En pocas palabras, quieren terminar con la Iglesia Católica como lo ha sido hasta la fecha. Ellos son los protagonistas del Camino Sinodal alemán que concluyó la semana pasada como estaba previsto. El pleno de Fráncfort aprobó por amplia mayoría textos que abrazan de lleno la agenda ultraprogresista sobre los temas más candentes. Las bendiciones del arcoíris se permitirán a partir de marzo de 2026, a la espera del estudio de una forma «litúrgica» ad hoc .

El resultado de la votación fue recibido con aplausos y el ondear de banderas del arcoíris . 176 delegados estuvieron a favor, incluidos 38 obispos, mientras que 12 se abstuvieron y solo 9 optaron por oponerse. Entre ellos, el obispo de Eichstätt, Gregor Maria Hanke, el de Ratisbona, Rudolf Voderholzer y el de Passau, Stefan Oster reclamaron su voto en contra.

La mayoría del episcopado alemán , respaldada por los delegados de poderosas organizaciones laicas católicas, ha pisoteado las disposiciones de la Santa Sede que en 2021 había emitido un  Responsum a través de la Congregación para la Doctrina de la Feen la que se decía perentoriamente que la Iglesia no tiene potestad para impartir la bendición a las uniones de personas del mismo sexo. El autor de ese documento, el entonces secretario del dicasterio monseñor Giacomo Morandi, ya no está en el antiguo Santo Oficio y fue enviado a dirigir la diócesis de Reggio Emilia-Guastalla durante más de un año, pero estaba en ese momento para recoger el consentimiento del Papa para la publicación. Por lo tanto, los obispos alemanes se burlaron de Roma y del propio Francisco votando el visto bueno a las bendiciones que siguen prohibidas para la Iglesia universal. 

La resolución aprobada en Fráncfort se denominó  Ceremonias de bendición para parejas que se aman , título que da idea de cómo la discusión en la asamblea ha quedado relegada a la esfera emocional, completada con lágrimas, abrazos y pasajes escritos en los que el el no a las bendiciones fue tildado de discriminatorio contra las personas que «tratan de vivir su convivencia en el amor, el compromiso y la responsabilidad hacia los demás y hacia Dios». Un dato interesante a destacar es que una de las pocas oposiciones de los laicos al texto provino de Emeka Ani, delegado representante de comunidades de otras lenguas maternas que se componen principalmente de fieles africanos. 

En una entrevista con Associated Press , Francisco dijo sobre el Camino Sinodal Alemán que «el peligro es que se filtre algo muy, muy ideológico» y agregó que «cuando la ideología está involucrada en los procesos eclesiales, el Espíritu Santo regresa a casa porque la ideología supera al Espíritu Santo». Espíritu». Según él, la experiencia alemana ciertamente no fue el mejor patrocinador de los Sínodos porque representó un camino sinodal «no serio (…) no de todo el pueblo de Dios, sino formado por la élite».

Son los propios partidarios del Camino Sinodal los que involuntariamente dan testimonio de la escasa representación de todos los católicos alemanes en estos encuentros: Christoph Strack, corresponsal en el Vaticano de la emisora ​​Deutsche Welle que relató con entusiasmo las distintas etapas del evento, destacó el claro predominio de la universidad profesores dentro del llamado comité sinodal, escribiendo en Twitter que «los no académicos podrían reunirse en una cabina telefónica». Un énfasis más bien en contradicción con la narración del «pueblo de Dios en camino a Alemania». 

Sobre la comisión sinodal en la que se sentarán con igual poder obispos y laicosy que durante tres años tendrá que trabajar en los proyectos de reforma aprobados en asamblea y luego preparar un consejo sinodal nacional, aquí también al Camino le ha importado un carajo lo que había ordenado la Santa Sede en la carta del 16 de enero con la que los cardenales jefes Peter Parolin, Luis Ladaria Ferrer y Marc Ouellet -con la aprobación papal- habían afirmado que «nadie tiene derecho a constituir un Consejo sinodal ni a nivel nacional, ni a nivel diocesano o parroquial». A pesar de esto, en Frankfurt se decidió no dejar de lado la resolución previamente votada y elegir el comité creado específicamente para luego pasar la pelota a un consejo sinodal. Además de la flagrante desobediencia a Roma, 

Incluso el Papa se habrá dado cuenta de ello si considera elitista la vía sinodal alemana , pero ahora es de él de quien se espera que dé un paso para frenar la rebelión alemana. Hace cuatro años, al regresar de Madagascar, Francisco dijo que no temía un cisma en la Iglesia: la mayoría del episcopado alemán y de las organizaciones laicas, con el resultado de la última asamblea en Frankfurt, parecen haber demostrado que tienen menos miedo que él.

Por Nico Spuntoni.

LUNES 13 DE MARZO DE 2023.

CIUDAD DEL VATICANO.

LANUOVABQ.

Comparte:
By ACN
La nueva forma de informar lo que acontece en la Iglesia Católica en México y el mundo.