Obispos de México piden oraciones por la vida de mineros atrapados en Coahuila

Guillermo Gazanini Espinoza
Guillermo Gazanini Espinoza

En un escueto comunicado, la Conferencia del Episcopado Mexicano lamentó el accidente ocurrido el 3 de agosto en una mina de carbón del municipio de Sabinas, Coahuila, donde aún se encuentran diez mineros atrapados.

“Rogamos por la vida de cada uno de los mineros atrapados, y los ponemos bajo la intercesión de nuestra Madre, la Virgen María de Guadalupe”, se lee en el documento suscrito por el presidente de la CEM, Rogelio Cabrera y el obispo de Cuernavaca Ramón Castro Castro.

El miércoles 4 de agosto, a medio día, habitantes de Sabinas, Coahuila, reportaron el colapso en una rudimentaria mina de carbón causando una inundación que dejó a 10 mineros atrapados. Hasta la noche del jueves, se daban lentas y penosas labores de rescate para bombear el agua de los túneles y permitir el rescate de los atrapados. Estos pozos de mina están en comunidad de Las Conchas, paraje de La Agujita. Medios de información señalaron que no se conocía información precisa sobre la titularidad de la concesión minera.

De acuerdo con información extraoficial de El Siglo de Torreón, lo mineros atrapados son Hugo Tijerina Amaya de 29 años, Margarito Rodríguez Palomares de 54 años, Mario Alberto Cabrales Uresti de 45 años, Sergio Gabriel Cruz Gaytán de 41 años, Jorge Luis Martínez Valdez, el «Loco», 34 años, Jaime Montelongo Pérez, el «Pino» de 61 años, José Rogelio Moreno Leija, el «Negro» de 42 años, José Rogelio Moreno Morales, el «Güero» de 23 años, José Luis Mireles Arguijo, el «Takalila» de 46 años y Ramiro Torres Rodríguez de 24 años.

El gobierno del Estado afirmó que las labores de rescate son realizadas por elementos del ejército mexicano, Guardia Nacional, Protección Civil de los tres órdenes de Gobierno, personal de la Secretaría del Trabajo de Coahuila, Secretaría de Gobierno, DIF Coahuila, CONAGUA, CFE y rescatistas voluntarios expertos de la región carbonífera, en suma son más de 150 personas laborando por turno para extraer el agua en tres pozos contiguos “con 8 bombas de agua especializadas que permiten una mayor sustracción y se espera la llegada en las próximas horas de 13 equipos de bombeo con mayor capacidad que permitirán agilizar los trabajos de rescate”.

Los obispos de México pidieron de Dios la esperanza y “nos conforte en estos momentos de angustia, para nos conceda que vuelvan sanos y salvos con bien a sus hogares”.

Comunicado de la CEM accidente minas de carbón en Sabinas Coahuila.

Comparte:
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.