Inexplicablemente el Vaticano vendió una de sus propiedades en Londres…y perdió 89 millones de libras

ACN
ACN

* EL PALACE DE LONDRES TE CUESTA CARO.

* CON LA COMPRA VENTA DEL EDIFICIO EN SLOANE AVENUE, EN LONDRES, EL VATICANO HA PERDIDO UN TOTAL DE 89 MILLONES DE LIBRAS, MÁS DE 100 MILLONES DE EUROS.

* PARA DAR LA CANTIDAD EXACTA, POR PRIMERA VEZ , LUCIANO CAPALDO, EXPERTO EN VALORACIONES INMOBILIARIAS, ES TESTIGO DE CARGO: “EN 2018 DIJE QUE NO SE HA HECHO UN BUEN NEGOCIO. DE HECHO, FUE UN MAL NEGOCIO…”

Con la compra y posterior venta del edificio del 60 Sloane Avenue, en Londres, la Santa Sede perdió un total de 89 millones de libras. Esto es lo que surgió ante todo en el proceso que se desarrolla en el Vaticano sobre la gestión de los fondos de la Secretaría de Estado.


“En diciembre de 2018 dijo que si el inmueble se hubiera comprado por 275 millones no hubiera tenido un buen negocio -informó en la sala el testigo de cargo Luciano Capaldo, experto en tasaciones inmobiliarias-. Efectivamente fue un mal negocio, teniendo en cuenta que a finales de junio de este año se vendió (en el fondo estadounidense Bain Capital, ed) por 186 millones de libras».


Capaldo, ciudadano británico, ingeniero y promotor inmobiliario, fue llamado el 16 de diciembre de 2018 por la Secretaría de Estado para que le aconsejara sobre las mejores oportunidades para subir al callejón desde el edificio de Londres a través de la tienda a través del fondo Gutt de Gianluigi Torzi.


Había existido una voluntad deliberada por parte de la Secretaría de Estado para recomprar el inmueble, luego transferido a la sociedad Luxemburg en la que Torzi poseía mil acciones con derecho a voto y la Secretaría de Estado hasta 30.000 pero sin derecho a voto – – recordó- y le expliqué que si Ud. no tiene derecho a voto, no tiene poder de decisión en la asamblea, a pesar de tener la mayoría numérica de las acciones«.


En la Oficina Administrativa de la Secretaría de Estado, especialmente por parte de Fabrizio Tirabassi, mostró gran sorpresaTambién hay preocupación por la situación financiera. “El suplente Monseñor Peña Parra -habló con Capaldotemía- y dijo que se vendiera ese bien y se quedará con la deuda”. Torzi, de hecho, tenía el poder para hacerlo.


Contabilizado en la sala como Torzi, para traspasar las mil ‘bolsas de oro’ a la Secretaría de Estado, pagó primero 20 millones y luego 15 millones de euros, «evaluando gestión y no gestión en un total de 5 millones». Posteriormente, desde los medios de comunicación en mayo de 2019, Capaldo fue designado ‘director nominativo’ de la empresa Jersey que administraba el inmueble, en toda la cadena de empresas 60SA.


«No le facturé un centavo a la Secretaría de Estado desde el 16 de diciembre hasta que me nombraron director de la 60SA», afirmó entre otras cosas. El interrogatorio de Capaldo, quien vino especialmente de Londres, seguirá como parte de la defensa en fecha por determinar. Hoy [ed., 24 de noviembre] , en la audiencia 37 del juzgado, se realizó el interrogatorio del testigo, Mons. Alberto Perlasca, ex-jefe de la oficina administrativa.


Al final de la audiencia de ayer [ed. 23 de noviembre], el presidente Giuseppe Pignatone emitió una gran orden en la que solicitaba la exclusión total de la nulidad de los informantes presentados en la investigación preliminar por Perlasca y su utilidad como testigo (el primer testigo fue investigado y colocado en carga archivada): inservible solo en parte en su interrogatorio del 31 de agosto de 2020.


Una curiosidad: para motivar sus decisiones de solicitar las excepciones de nulidad de interrogatorios en los que era necesaria la presencia de un abogado, Pignatone se refirió, en términos de jurisprudencia, a utilizar que si hizo declarada jurídicamente determinadas declaraciones realizadas durante los ‘años del plomo’ por exponentes de las Brigadas Rojas.

CIUDAD DEL VATICANO.

JUEVES 24 DE NOVIEMBRE DE 2022.

DAGOSPIA.

Comparte:
By ACN
Follow:
La nueva forma de informar lo que acontece en la Iglesia Católica en México y el mundo.
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *