El Vaticano rechaza apoyo económico del gobierno a parejas católicas que desean casarse sacramentalmente

ACN
ACN

El Vaticano está rechazando una propuesta del gobierno para subsidiar bodas en iglesias católicas, a pesar de que solo 1 de cada 4 italianos ahora opta por una boda en la iglesia

Imagen
La diseñadora de moda de lujo italiana Guya Mariani

El domingo, el arzobispo Vincenzo Paglia, director de la Academia Pontificia para la Vida, rechazó la oferta de una bonificación fiscal de hasta 20.000 euros para los gastos de las parejas que se casan en las iglesias de Italia, un país que actualmente tiene una de las tasas de matrimonio más bajas . en el mundo

«Para la Iglesia, el matrimonio es un sacramento, y un sacramento no se puede comprar», dijo Paglia al periódico italiano Corriere della Sera , rechazando la oferta hecha por el partido nacionalista Lega Nord (Liga del Norte) en el parlamento italiano. 

La Lega Nord está dirigida por el viceprimer ministro Matteo Salvini, quien ha estado en desacuerdo con el Papa Francisco y los obispos italianos por la oposición de Salvini a la inmigración ilegal y la hegemonía de los globalistas y la Unión Europea.  

“Mi objetivo es dar serenidad económica a los italianos para animarlos a tener hijos. Me niego a pensar en sustituir 10 millones de italianos por 10 millones de inmigrantes”, dijo Salvini a The Guardian en 2021. 

«Somos un país cristiano, católico, y tenemos tantas iglesias hermosas, y el dinero se destinaría a financiar tanto las iglesias como las bodas», dijo a Church Militant   la diseñadora de lujo italiana Guya Mariani .

“Cuando te casas por la iglesia, no puedes dejar de sentirte afectado por la profunda espiritualidad de la unión. Retraerá a las personas a sus raíces cristianas. Y fortalecerá el vínculo matrimonial, lo cual es algo muy, muy bueno”, dijo el empresario con sede en Milán, dijo. 

Los políticos de izquierda de la Cámara de Diputados (la cámara baja del parlamento italiano) han atacado la propuesta lanzada a mediados de octubre de 2022 por cinco miembros de la Lega Nord, argumentando que los beneficios económicos deberían extenderse a las bodas civiles y no solo a las bodas por la iglesia. 

Haciéndose eco de la narrativa izquierdista de discriminación contra los no católicos, Paglia insistió en que se debe otorgar un subsidio gubernamental para bodas a «todos los ciudadanos, por supuesto, no solo a algunos, independientemente de si tienen fe o no».

«Después de todo, ¿qué sería de las bodas en la sinagoga, en las mezquitas o en cualquier otro lugar?» preguntó el arzobispo, admitiendo que «un estado que se compromete a apoyar a las familias, especialmente en los momentos más difíciles, haría una gran elección».

«Deberíamos más bien trabajar en una propuesta de este tipo desde el punto de vista de la igualdad de todos los ciudadanos, sin distinción de religión y de ser creyente o no, como prevé la Constitución italiana», subrayó Paglia.

Domenico Furgiuele, uno de los cinco parlamentarios que presentaron el proyecto de ley en la cámara, acordó enmendar el proyecto de ley para subsidiar también las bodas civiles. Alberto Gusmeroli, Simone Billi, Ingrid Bisa y Erik Umberto Pretto insistieron en que el bono estaría restringido a los matrimonios religiosos.

«Al ver que la propuesta se modificó ‘casi de inmediato’ para incluir todas las bodas, Monseñor Paglia ha perdido otra oportunidad de guardar un silencio digno», dijo a Church Militant la historiadora y novelista italiana Elisabetta Sala.

Sala, autora de El fusilamiento de la justicia y otras novelas históricas, explicó la necesidad del subsidio: 

La propuesta se refiere a una contribución para el banquete de bodas (más que bienvenido en estos tiempos de pobreza inminente). Por eso, creo, la Lega mencionó las bodas en la Iglesia, que en Italia suelen ir seguidas de las celebraciones más caras. Pero a alguien parece disgustarle las celebraciones, las fiestas, la felicidad y la alegría. ¿Qué esperábamos? 

Imagen
Una boda en una capilla de Arezzo, Toscana

“Paglia es de los que daría a los pobres el perfume que estaba destinado a Nuestro Señor”, lamentó Sala. «Después de ponerse (una vez más) del lado de los puntos de vista anticatólicos, una vez más nos dibuja el patrón del católico ideal, a quien no deberían importarle tanto las flores y la recepción como los ‘necesitados'». 

Italia está presenciando un colapso catastrófico de bodas tras la crisis de COVID-19. En la región de Maremma de la Toscana, solo 755 parejas se casaron de enero a noviembre de 2022. De estas, solo 211 fueron bodas por la iglesia y 544 fueron bodas civiles. 

Las tendencias nacionales muestran que el 72% de las parejas italianas marcan su unión con bodas en los registros civiles en lugar de casarse en la iglesia parroquial local. 

En 2019, Italia registró 3,1 matrimonios por cada mil personas, aproximadamente una unión menos en comparación con las cifras de hace una década. En 2020, la tasa de nupcialidad se redujo considerablemente debido a la pandemia de COVID-19, llegando a 1,6 matrimonios por cada 1.000 personas. 

La región con las tasas de matrimonio más altas del país fue Trentino-Tirol del Sur, con aproximadamente 2,4 parejas por cada 1000 habitantes que celebraron una boda en 2020. 

Según el esquema propuesto, las parejas que solicitan el bono deben tener menos de 35 años, obtener un ingreso total inferior a 23.000 euros y haber tenido la ciudadanía italiana durante al menos 10 años. Si es aprobado por el parlamento italiano, el proyecto le costaría al estado 716 millones de euros.

Paglia ha sido objeto de severas críticas por defender el nombramiento por parte del Papa Francisco de la economista atea pro-aborto Mariana Mazzucato para la Academia Pontificia para la Vida.

por Jules Gomes.

ROMA, ITALIA.

MIÉRCOLES 23 DE NOVIEMBRE DE 2022.

ChurchMilitant.

Comparte:
By ACN
Follow:
La nueva forma de informar lo que acontece en la Iglesia Católica en México y el mundo.
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *