Cementerios cristianos, judíos y yazidíes profanados por menores musulmanes

ACN
ACN

* A mediados de julio, se destruyeron tumbas y lápidas judías en Haskoy, un suburbio de Estambul. 

* Cuerpos exhumados de fieles yazidíes y enterrados nuevamente según la tradición islámica. 

* Entre los autores de las profanaciones también personas muy jóvenes de 11 y 13 años. 

* Parlamentario armenio: mentalidad que ha «llenado de odio a los niños». 

Los abusos y las violaciones sectarias en Turquía no perdonan ni a los muertos, como lo confirman los crecientes casos de ataques a cementerios en los que están enterrados miembros de minorías religiosas, especialmente cristianos, judíos y yazidíes. Desde Mardin hasta Van , en el pasado reciente los cristianos han denunciado la devastación de tumbas, lápidas y el macabro derramamiento de los huesos de los muertos. El último episodio se refiere a la comunidad judía, una prueba más de un clima creciente marcado por el odio y la intolerancia hacia los no musulmanes.

El 15 de julio, pero la noticia apenas trascendió, algunos miembros de la minoría judía del suburbio de Haskoy, en Estambul, reportaron graves daños en el cementerio local, resultado de un ataque dirigido por grupos extremistas. Los vándalos, dicen fuentes locales, han profanado 81 tumbas, exhumado los ataúdes y dejado la zona en un estado de abandono y total confusión. Según algunos testigos, entre los perpetradores del ataque también había jóvenes menores de 18 años, quienes habrían actuado siguiendo las instrucciones de una pandilla de adultos.

En los últimos días, la policía ha detenido a algunos menores para interrogarlos, pero pocos están convencidos de que las investigaciones esclarezcan los hechos y se garantice la justicia. El diputado opositor del Hdp de origen armenio, Garo Paylan, se pronunció sobre la edad de los (presuntos) perpetradores: «»El hecho de que el ataque al cementerio judío -escribió en Twitter- fue realizado por niños de entre 11 y 13 años no alivia la situación, la agrava. ¿Quién y qué mentalidad llenó a esos niños de odio a los judíos?”.

Entrevistado por el Jerusalem News Syndicate (JNS), portal de información que ha dado gran protagonismo al ataque al cementerio judío de Estambul, el periodista asirio David Vergili explica: «En los últimos dos meses, las tumbas de las comunidades siríaca y judía han sido atacados y destruidos. Tumbas y lugares sagrados de la comunidad armenia también han sufrido ataques similares en el pasado”. Estos ataques dirigidos, continúa el experto, tienen «motivaciones racistas y religiosas» al atacar a grupos y objetivos que «no forman parte de la ideología turca e islámica».

Para muchos observadores, lo ocurrido a mediados de julio en el cementerio judío se enmarca dentro de un panorama más amplio de persecución y violencia contra las minorías, incluida la cristiana. El 29 de junio, con motivo de la fiesta de Pedro y Pablo, desconocidos profanaron un cementerio en el distrito de Yemişli, distrito de Midyat, en la provincia sudoriental de Mardin, escenario ya de episodios de intolerancia en el pasado reciente . Al despertar, los fieles encontraron tumbas y huesos asirios milenarios devastados esparcidos por toda la zona. Otro ejemplo se refiere a los yazidíes, que están acostumbrados a enterrar a los muertos de espaldas al sol. Las crónicas dan cuenta de casos de tumbas profanadas y cadáveres reposicionados en dirección a La Meca según los dictados de la fe islámica, que considera a los yazidíes una secta herética a ser castigada (y reconvertida),

Una fuente institucional de AsiaNews había pedido una rápida investigación para identificar y capturar a los perpetradores, sin embargo en las últimas semanas no ha habido noticias sustanciales y los autores quedan impunes. Las profanaciones de cementerios como las ocurridas en los últimos meses, tanto en perjuicio de los cristianos como de la comunidad judía, son síntomas de una aversión, cuando no un verdadero odio, de una parte de la sociedad turca hacia quienes no profesan la fe musulmana y no abrazan el nacionalismo y la ideología islámica impulsada por el presidente Recep Tayyip Erdogan. Y mientras se mantenga esta política, que tiene un componente radical dentro de ella, los ataques a los cementerios así como a las iglesias y otros lugares de culto, así como a los bienes y propiedades, serán ejemplos de noticias diarias. 

ESTAMBUL, Turquía.

Jueves 4 de agosto de 2022.

AsiaNews.



Comparte:
Posted by ACN
Follow:
La nueva forma de informar lo que acontece en la Iglesia Católica en México y el mundo.
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.