Activistas debaten en torno al movimiento provida, reconocen falta de unidad

Guillermo Gazanini Espinoza
Guillermo Gazanini Espinoza

A través de un conversatorio virtual, moderado por el colaborador de la ACN, Raúl Francisco Martínez Páez -Paco Páez- tres activistas analizaron, la noche del 2 de agosto, el estado del movimiento provida en América y los retos frente al avance de ideologías de izquierda como el feminismo.

La abogada María Herrera Mellado, la dra. Chinda Brandolino y el autor Raúl Tortolero, expresaron sus puntos de vista en Nudo Provida conversando a partir del fallo de la Corte Suprema de los Estados Unidos que derogó la sentencia del caso Roe vs Wade por el que se pretendía proteger la libertad de la mujer para abortar y sobre los posibles impactos de las ideologías abortistas.

María Herrera. Erosión de la sacralidad de la vida.

Los líderes provida enfrentamos la “aceptación social del aborto que avanza a pasos agigantados” reconoció María Herrera quien afirmó que lo que antes era socialmente inaceptable, ahora se adopta bajo el argumento de la defensa de los derechos de las mujeres sostenida por los grupos feministas. Un punto esencial, según la abogada, es la progresiva erosión de la sacralidad del ser humano, además de la falta de unidad de los grupos provida que no están amalgamados observando diferencias en diversos países.

Chinda Brandolino mencionó que la actual situación está sostenida en la enseñanza del darwinismo-malthusiano, “hoy la gente cree que la defensa del medio ambiente es superior a la defensa de los seres humanos, que el ser humano tiene que limitarse para que el medio ambiente crezca, es un absurdo, pero los programas de estudio, los medios de comunicación han calado muy hondo”.

Brandolino. «Vencer desaliento en nuestras filas»

Brandolino apuntó que el principal problema de los provida es el desaliento ante los artificios políticos que meten por la puerta de atrás la legalización del aborto como sucedió en la Argentina en donde, explica, hace dos años, el país entero se manifestó en contra del aborto; sin embargo, una decisión presidencial hizo que el mismo fuera legal. Ante este desaliento, la activista argumentó que el fallo Roe vs. Wade es una “inyección de aire y de esperanza”; no obstante, reconoce, cuesta trabajo luchar contra esa desesperanza, a raíz de la pandemia, las fuerzas abortistas han conseguido aterrorizar al mundo… “el principal obstáculo a vencer es el desaliento en nuestras filas”.

En su intervención, Raúl Tortolero dijo que uno de los principales obstáculos a superar  es el control de los medios que han generado “dominancia política” aprovechando las necesidades de los jóvenes que buscan integrarse a grupos que relativizan valores. “Nos costará trabajo, a todos los que somos conservadores,… revertir esto. La mentalidad hegemónica progresista se ha convertido en un gran negocio…” Según Tortolero lo anterior se agudiza por la tibieza de personas que, estando a favor de la vida, “no están dispuestas a hacer absolutamente nada… les da pena decir que son provida…” enfatizó.

Tortolero. Revertir la «dominancia política».

Posteriormente, el conversatorio giró en algunas propuestas para lograr la cohesión teniendo, en primer término, el diagnóstico certero de las causas de la desunión y desaliento, analizando las estrategias a seguir especialmente frente a feministas que pretenden la así llamada reivindicación de la lucha de las mujeres.

El conversatorio fue propicio para anunciar el curso “Del qué al cómo, lógica no ordinaria para una batalla extraordinaria” diseñado por quien fuera director de la ACN, Arturo Segovia, que iniciará el 25 de agosto.

El conversatorio moderado por Paco Páez puede ser visto aquí.

Comparte:
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.